Colabora con revista visor

Back
Cañon del maiz

¡Que bonito es Chihuahua! Textos de Laura García.

Dentro del territorio mexicano entre los 31 estados, se encuentra Chihuahua, el llamado “estado grande”. Aunque no se sabe con exactitud cuál es el origen de su nombre, se dice que proviene de las lenguas náhuatl y rarámuri, que puede traducirse como “lugar donde se juntan las aguas de los ríos” o “lugar de fábricas”, pero aún no se tiene certeza del significado. Se ubica al noreste del país, colindando con Estados Unidos, se encuentra uno de los lugares más bellos y ricos en biodiversidad, historia y cultura.

Se dice que los primeros vestigios de vida en la zona, datan del año 2000 a.C., ya que se han encontrado puntas de flechas y asentamientos de agricultura de terrazas, donde se ha investigado que fueron los inicios de la domesticación del maíz y posteriormente de la calabaza.

Para el año 1300, en la época precolombina, muchas culturas se fueron desarrollando en ese territorio, marcado por la presencia de las Montañas Rocosas y la Sierra Madre Occidental, donde llegaron a refugiarse las culturas que provenían del norte como los Anasazi y Mogollón, dejando  muestras de vida en el estado, como  en Cuarenta Casas y Paquimé; Las cuales han ido evolucionando algunas culturas que hoy en día conocemos como los Tarahumaras y Rarámuris; también etnias como los pimas y yaquis.

Chihuahua tiene una exquisita variedad de platillos y comida regional, ya que su necesidad de adaptación a los extremos climas que poseen, se vieron en la necesidad de preservar los alimentos,  deshidratándolos, como los granos, los vegetales, las frutas e incluso carnes. Dentro de sus platillos se encuentra la machaca a la mexicana, la tradicional carne asada al carbón, trucha arco iris al cilantro y el famosísimo “burrito”, entre otros.

Cañon del maíz

Uno de los cientos de paisajes que se encuentran, en Sainápuchi (“punto de vigía apache”, dicho en lengua Rarámuri) se encuentra un emblemático lugar de la cultura chihuahuense, donde se dice que los apaches llegaban a esconderse en el Cañón de Sainápuchi, hoy en día es mejor conocido como el “Cañon del maíz”, donde la roca es plenamente volcánica, es atractiva por sus irregularidades y diversos tamaños, las cuales forman toda la extensión del cañón. En su flora, la mayoría está constituida por xerófilas, herbáceas, algunas especies de agaves, yucas y cactáceas. En su fauna, se pueden hallar felinos como el puma, el gato montés; algunos coyotes, aves migratorias y osos negros.

En Chihuahua, también se encuentra el emblemático tren llamado “El Chepe”, que recorre toda la Sierra Tarahumara, esta ruta es considerada como una de las obras maestras de la Ingeniería Mexicana, con sus 37 espectaculares puentes y 86 impresionantes túneles, es donde se conjugan los rasgos más importantes de la historia y el folklore de la cultura Tarahumara, las Barrancas del Cobre, o Copper Canyon, como es conocido internacionalmente. Experiencia que todo ecoturista necesita experimentar.
Sin duda alguna, el estado ofrece un sinfín de momentos inolvidables, con lugareños narrándote la historia, las raíces de cada pueblo y cultura que llegó a atravesar esos territorios, experiencias diferentes y grandes deleites para el ojo humano. Tantos paisajes que nuestra mente y lógica no pueden explicar, lugares mágicos que marcan nuestra estadía por los recorridos de país a país, y que por ningún motivo se podrán repetir.


Nombre: Noel Jesús Molina Parra

Correo: noel.molina@bocar.com

Nombre de la obra: Qué bonito es Chihuahua

Categoría: Paisaje/Naturaleza

Ciudad/Ciudad: México/Chihuahua

Pagina: N/A

Descripción:

Esta foto la tomé en uno de mis muchos fotopaseos que me gusta realizar cada fin de semana mientras tengo oportunidad. Me asombra la variedad de cultura y de paisajes que podemos encontrar en México, yo soy del estado Grande y me encanta pasearme por él y conocer sus lugares y gente. En esta ocasión me tocó captar esta foto en el Cañón del Maíz, ubicado junto al pequeño pueblito de Sainapuchi, en ese momento se encontraba en el lugar una familia, de repente uno de los niños se puso a jugar en la cortina de la presa en el que me encontraba tomando la foto.

Comentarios