Back

“Detrás de la fotografía y la magia” por Lena Briter

Leica Typ 114, Iso 80 , Velocidad 1/125, f 2.8, Negativo de 20 megapixeles

Leica Typ 114, Iso 80 , Velocidad 1/125, f 2.8, Negativo de 20 megapixeles

Esteban llevaba caminando desde las 7 de la mañana acompañado de su mejor amigo con el que desde hace un año habían trabajado en las mismas fotos. Permanecían cansados, insolados y cada uno trabajaba en silencio con sus propias fotografías. Justo en el momento en el que iban a dejar el lugar, a un lado del pórtico de la iglesia, observó a una mujer que lo hechizó transportándolo a otros tiempos y en alguna otra vida donde pensó que tal vez se habían encontrado. No llegaba a comprender la magnitud de la belleza en cada línea del rostro de la mujer y en ese instante comprendió que sólo tenía un disparo, una sola oportunidad de lograrlo y llevarse ese momento para siempre a través del lente.

Preparó su cámara con meticulosidad y en un movimiento fantasma se colocó en posición para que la mujer no percibiera su presencia, aunque tal vez ella ni sabía la magnitud de la magia que emanaba su sola apariencia.
Al tomar la foto no pudo evitar soltar un suspiro después de haberlo logrado, como un francotirador que retuvo la respiración para que el disparo fuese totalmente certero. Su amigo lo miró y preguntó curioso: -¿Qué pasa?

A lo que él respondió: -Creo que he tomado una de mis mejores fotos.

El camino continuó con toda la normalidad después de tan mágica sensación y una semana después, entre las tantas fotografías de aquel día y las posteriores, destacaba aquella imagen tan pura y perfectamente marcada como suspiro arrebatado a media tarde.

Como una extraña visión donde el ruido se vuelve sordo paulatinamente y entre el bullicio y las tantas cabezas sobresalientes que vienen y van, permanece estático el momento en donde tus ojos clavados como agujas sobre alguien te detiene el tiempo, para darte cuenta en realidad de la verdadera magia de éste mundo.


Esteban Martínez es un fotógrafo que gusta de pasearse entre las personas mientras que como un fantasma inexplicable logra captar cada una de la esencia del ser humano en una cotidianidad que forma parte de cada día. Hacer bello lo rutinario y los eventos extraordinarios forman parte de la fotografía de Esteban. Sigan su trabajo si quieren encontrar junto con él lo más hermoso de las personas captadas desde la lente de un fantasma que se mezcla y danza en nuestra realidad con una cámara en mano.

Instagram

Facebook

 

¿Quieres que Lena Briter escriba de tu fotografía? Enviala con una descripción y datos EXIF a lenabriter@revistavisor.com.mx

About the Author /

Creadora de historias y sonrisas, modelo ocasional de mis propias visiones. Adicta a los videojuegos. Mujer de viento y letras de mar.

Post a Comment