Colabora con revista visor

Back
Migrantes

Pájaro migrante: Textos de Laura García.

En la frontera de Guatemala, se observa que existe un movimiento constante de migrantes centroamericanos teniendo la necesidad de buscar opciones de empleo y crecimiento para el beneficio actual de sus familias. A pesar de que el país enfrenta un sinfín de complicaciones, pasando de lo económico a lo político, vuelven a Guatemala, uno de los países con mayor violencia y corrupción, sumando a esto, la impunidad y la falta de inversión extranjera en estas tierras.

Por desgracia la violencia va en auge, según datos de 2016, hasta octubre del año pasado había 15 asesinatos al día. Esto significa que hasta esa fecha hubo más de 4.600 crímenes, esto se compara a conflictos armados pero sin la existencia de una guerra como tal. También la violencia hacia las mujeres y feminicidios es un tema preocupante, ya que entre 2 a 5 mujeres mueren diariamente, y las violaciones suman 22 víctimas al día.


“Detrás de la fotografía y el humo de tabaco” por Lena Briter – Revista Visor


Otro gran problema que marca a la sociedad guatemaltense es el analfabetismo, una parte de la población no sabe leer ni escribir, y esto ha repercutido en factores como la falta de empleo y la pobreza extrema, provocando así que las personas no puedan leer sus derechos como ciudadanos y a su vez, poder denunciar las irregularidades que viven día con día, después de todo, el analfabetismo es una oportunidad para el campo de la corrupción, opresión y desigualdad.

Muchos niños y adolescentes deciden migrar al norte en busca de oportunidades, como es el caso de José “el niño bolerito”, que a pesar de no saber leer y escribir, con tan sólo 15 años se encuentra en un país diferente. Desafortunadamente estas situaciones no sólo causan preocupación, si no que cobran vidas, siendo el caso de los padres de José, que junto con sus siete hermanos salen a trabajar para poder pagar los estudios de al menos uno de ellos.  Y debido a la cercanía con México, muchos de ellos se quedan en la frontera y estados colindantes, mientras que otros deciden ir a emprender el camino hacía el llamado “sueño americano”.

País: México/Tuxtla Chico, Chiapas

Pájaro migrante de Andrea Abarca.

Así como José, cientos de pequeños sufren las consecuencias de personas que no han volteado a ver las necesidades de la población, donde estos males también desembocan en otras problemáticas como: desnutrición, tráfico de drogas, falta de oportunidades, explotación minera, etc. Truncando la infancia y el desarrollo estable de cada uno de ellos; donde su seguridad e integridad se ve afectada.

Sin embargo, ellos mantienen una chispa inigualable, que marcan los corazones de quienes logran encontrárseles en el camino y compartir un día soleado en una tarde común; un refresco y una plática pueden abrir un panorama diferente de la realidad, hacernos pensar en el arduo trabajo que falta por hacer y aportar para que esta situación mejore, en todos los aspectos, por cada rincón del mundo.  Comprobando que “…con su breve visita, los pájaros migrantes aún pueden hacer del mundo un nido habitable”.


Autor: Andrea Abarca
Titulo de la obra: Pájaro migrante
Categoría: Documental/Periodismo
País: México/Tuxtla Chico, Chiapas
Correo electrónico: andrea.abarca91@gmail.com
Pagina webhttp://www.instagram.com/andreabarcao


Descripción de la obra: Recién conocí a José (15 años), un bolerito guatemalteco que vislumbré a lo lejos mientras lustraba unos zapatos. Me acerqué a él y le dije que pasara a mi casa porque le tenía un trabajo. Transcurrió media hora y escuché que alguien llamaba a mi puerta. Salí y le dije que requería de sus destrezas en el calzado, pero algo sucedió. No sé cómo nos desviamos del tema y empezó a relatarme su vida. Parecíamos grandes amigos. Le ofrecí un vaso de refresco y la conversación se extendió hasta por casi una hora. Entre la conversación, bajo el ardor del sol de medio día, me confesó apenado que no sabía leer ni escribir, pero sabe que debe trabajar para que al menos uno de sus siete hermanos vaya a la escuela, pues ni su padre ni su madre viven, y él, junto a su familia, se mudaron a Talismán, la frontera de México con Guatemala, en busca de empleo. Sin embargo, después de haberme revelado su tristeza, terminó por dar el último sorbo a su bebida y le pregunté si le podía tomar algunas fotos. José asintió con la cabeza. No era este el objetivo de mi encuentro, sino todo lo contrario. Cualquier acción destinada a este choque de complementos, estaba condenada a un inesperado encuentro. Luego de haber capturado partes de su esencia, se marchó con la fragilidad de las cenizas, pero no contaba con que al otro día, José regresaría a mi casa para decirme que sus hermanos lo regañaron por haberse dejado fotografiar, con el miedo a que yo lo secuestrara; ambos reímos, pero lo que no sabe él y su familia, es que él me raptó desde antes, porque comprobé que con su breve visita, los pájaros migrantes aún pueden hacer del mundo un nido habitable.

Comentarios